Alerta en México por el huracán “Beryl” y la depresión tropical “Chris”

lunes 01, Jul 2024

La temporada de huracanes 2024 en México se ha intensificado con la llegada de dos sistemas ciclónicos significativos: la Tormenta Tropical “Chris” y el Huracán “Beryl”. Ambos fenómenos han generado una serie de alertas y acciones preventivas por parte de las autoridades de Protección Civil a nivel federal y estatal.

La Tormenta Tropical “Chris” tocó tierra en el estado de Veracruz este 1 de julio, degradándose posteriormente a depresión tropical. A pesar de su debilitamiento, “Chris” dejó un rastro de lluvias intensas en varios estados del país, incluyendo Veracruz, Tabasco, Chiapas y Oaxaca. Estas precipitaciones han provocado inundaciones y deslizamientos de tierra en diversas regiones, afectando tanto a zonas urbanas como rurales.

Aunque “Chris” ya no representa una amenaza mayor, las autoridades mantienen una vigilancia continua ante posibles efectos secundarios derivados de las fuertes lluvias. Se están tomando precauciones adicionales para evitar riesgos a la población, incluyendo monitoreos de ríos y zonas vulnerables a deslaves.

El Huracán “Beryl” ha captado la atención de la nación debido a su rápida intensificación, alcanzando la Categoría 4 en la escala Saffir-Simpson y convirtiéndose en un sistema extremadamente peligroso. Se prevé que “Beryl” toque tierra en la Península de Yucatán entre el jueves 4 y viernes 5 de julio, posiblemente como un huracán de Categoría 1 o 2.

Los estados con mayor probabilidad de ser impactados por “Beryl” son Quintana Roo, Yucatán, Campeche y Veracruz. Se esperan vientos huracanados, marejadas ciclónicas y lluvias intensas que podrían causar inundaciones, deslizamientos y daños significativos en estas regiones. Las autoridades locales han emitido alertas y han comenzado a evacuar las zonas más vulnerables.

En respuesta a la amenaza de estos fenómenos meteorológicos, las autoridades de Protección Civil a nivel federal y estatal han implementado una serie de acciones preventivas. Estas incluyen reuniones de coordinación interinstitucional, actualización de protocolos de emergencia y capacitación continua del personal de respuesta.

Además, se han elaborado escenarios de posibles impactos y se ha actualizado la Plataforma Digital para Refugios Temporales a nivel nacional. La Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) mantienen un monitoreo constante de la trayectoria y evolución de estos sistemas, proporcionando información actualizada a las autoridades y a la población.

La población de los estados en alerta debe mantenerse informada a través de los canales oficiales y seguir las indicaciones de las autoridades para garantizar su seguridad. Las recomendaciones incluyen tener a la mano un kit de emergencia, identificar los refugios temporales más cercanos y evitar transitar por zonas inundadas o propensas a deslaves.

La temporada de huracanes de 2024 está demostrando ser particularmente activa, y la colaboración entre las autoridades y la ciudadanía es crucial para mitigar los riesgos y proteger vidas y bienes. La situación requiere una vigilancia continua y una respuesta coordinada para enfrentar los desafíos que estos poderosos fenómenos naturales presentan.

Compartir esta nota en: