A La Naturaleza Le Gustan Las Curvas

jueves 26, Ene 2023

Ing. Fernando Padilla Farfán

No nos llevaría mucho tiempo en darnos cuenta que a la naturaleza le gusta lo redondo y lo curvo. Los círculos y las curvas aparecen por todos lados. Se puede afirmar que no existe nada creado por la naturaleza que tenga líneas rectas.

Por si existiera alguna duda, miremos a nuestro alrededor y encontraremos muchos ejemplos de lo que ha creado la naturaleza en la Tierra y en el universo, con esas características.

De forma circular son los planetas, el Sol, la Luna, la Tierra. Además, todos giran en trayectorias circulares.

El círculo también se encuentra en los ojos de animales y humanos. nuestros huesos son redondos y curvos; no existe uno solo que sea totalmente plano o recto. Las arterias y venas son tubulares. Nuestros órganos internos tienen formas redondeadas.

Una piedra que cae al agua forma círculos.

En la naturaleza, todas las piedras tienden a formas esféricas, aunque irregulares.

Los tallos de árboles y plantas son tubulares y curvilíneos; el contorno de sus hojas es ondulado.

Hasta la mente piensa de manera ondulada.

La superficie del mar es curva, como la Tierra; así parezca a simple vista horizontal.

Las primeras inscripciones circulares son de hace 40 mil años, cuando los antiguos humanos gravaron marcas circulares llamadas petroglifos en roca.

Una de las bases del desarrollo de la humanidad es la utilización de la rueda (circular también); para el desplazamiento de los vehículos de tracción y motorizados. La rueda se utiliza en las fábricas y en la industria en general.

Los componentes de los motores son circulares como circulares son las hélices de barcos aeronaves. Las hélices para que impulsen deben girar en círculo.

En la actualidad está demostrado que los productos contenidos en envases con formas redondeadas o esféricas, tienen mayor demanda que los de contornos rectos.

En algunos países como México, los parques tienen diseños de formas circulares para que la gente camine en círculos alrededor de ellos. Las modernas plazas comerciales

Compartir esta nota en: