Pacasso, aislado pero productivo

“El libro empezó como un ejercicio para convivir a la distancia con usuarios de redes sociales. Tuve la idea de realizar unas viñetas que retratan la realidad de un vato que solo está acompañado por sus mascotas y por sus plantas. En un afán de mantener la cordura y no volverse loco en el encierro, comienza a mutar de personalidad y a cambiar lo que lo rodea. El perro, el caracol y los pájaros ya tenían personalidad propia, pero vemos ahora a un cactus con el que sostiene partidos de ajedrez, o se va de parranda; el refrigerador tiene nombre”, explicó el también creador de la popular historieta “Terapia intensiva”.

 

Al preguntarle cómo ve el México actual desde “Terapia Intensiva”, (su popular sátira) Pacasso fue contundente: “Creo que estamos en el peor lugar, en el peor momento, las autoridades no creo que sean las indicadas para este momento, a lo mejor en los 70’s hubiera funcionado, cuando podíamos administrar la riqueza, cuando había petróleo. Están tratando de rescatar algo que ya no se puede salvar. Creo que están aplicando una estrategia de trabajo para una época anterior, ya no nos podemos cerrar al mundo, no podemos ser un país que destine todos los recursos a industrias que son del pasado, como la petrolera, con base en recursos no renovables. Creo que hay que darle un golpe al timón, confió que algún día las autoridades se den cuenta, sino son estas, que sean las que siguen. Hay necesidades que hay que cubrir, obviamente no venimos de una época de bonanza, todo esto es consecuencia de los últimos 10 presidentes. Al actual le tocó bailar con la más fea, creo que no es el bailarín adecuado para esto. Lo que más duele de esta situación es que uno ya sabía a qué atenerse con los partidos anteriores, ahora dicen que ya no se roban nada, pero no sabemos a dónde vamos. Sospechamos a donde se va a ir todo el dinero en junio, me gustaría que dieran el cambio que prometieron, aunque sea el 10%, pero las prioridades de Andrés Manuel son otras”.

 

Francisco Almaraz quien tiene en su haber dos obras más, explicó cómo han sido recibidos en esta época sus libros: “Llegan comentarios muy bonitos de la gente, por las redes sociales. El libro “Stand up” era para llevar una rutina a tu sala; pero en esta época me han llegado mensajes muy padres de personas que han estado cuidando a familiares, que rotan el libro en hospitales, que lo dejan en la sala donde descansan los médicos para que puedan distraerse en algo, porque a ellos les ha traído un momento de alegría.  Algo que cabe destacar, es que cuando comencé este ejercicio de escribir ‘Aislados’ dije: solo va a durar 40 días; cuando llegué al día 41 no se veía la luz y pensé en tirar la toalla. Los comentarios que me llegaban eran como todo el feed de noticias que se reciben en cualquier red social. (La publicación) Era un respiro, porque hablaba de otra cosa, no de que todos nos íbamos a morir o convertirnos en ‘zombies’. Básicamente comenzaron a hacerme manita de puerco, para seguir haciéndolo. Ahora vamos en el día 332, mucha gente me escribía para decirme que guardaban las viñetas para mandárselas a mis papás, daban pretextos, eran disparadores de plática, porque eran necesarios. Llevamos encerrados más de un año, los temas de conversación se acaban, a menos de que Netflix saque una nueva película cada día… es un bonito ejercicio, me gustó mandar el mensaje de que se puede sobrevivir, realmente estamos separados físicamente, pero no estamos emocionalmente”, comentó el autor con más de 300 mil  seguidores en Twitter.

 

Sobre lo que ha provocado la aceptación del libro, Pacasso dejó en claro que sí tiene planes de hacer una segunda parte: “Si llega a los 180 días, creo que en el 365 ya puedo hacer otra cosa. Será mantener el ejercicio en el sentido creativo, lo cual me sirve mucho, pues me obliga a hacer una viñeta diaria, lo cual tiene su complejidad. A veces la musa te regala 12 días de creatividad, a veces se ausenta 6 días. Los siguientes 185 días bien se podrían encapsular en otro libro más”.

Revisa la entrevista completa en la edición Abril-Mayo de Revista Líder México 

Compartir en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más popular

Recibe las últimas novedades

Suscribete a nuestro Newsletter

No spam, ni correos excesivos, 

Noticias relacionadas

LA FRESCURA DEL VERANO: CREMITA

Álvaro Martín Verástegui es hijo, nieto y bisnieto de bodegueros de la zona de vallisoletanas de Cigales y Cubillas de Santa Marta en la comunidad