Lo inclusivo es rentable

Alberto Arriaga y su trabajo en Homosensual para generar campañas enfocadas a un sector.

Las grandes firmas comerciales que contratan a miembros de la comunidad LGBT+ no solo amplían sus ganancias: generan un modelo que impacta en políticas públicas más de lo que logran las manifestaciones en las calles. De ello habla en entrevista Alberto Arriaga, la columna de Homosensual.

Por Ricardo Balderas.

La palabra homofobia semánticamente significa “Miedo al hombre”. Un trastorno de ansiedad con sintomatología clara, que en algún momento de la historia dejó de tener género y comenzó a tener consecuencias. En México, de 1995 a 2006, se comprobaron 420 crímenes de odio, asesinatos sin variables posibles. Pruebas contundentes del poder que ejerce una palabra.

Pero a Alberto Arriaga le apetece un hecho insólito: que un miembro activo y muy visible de esta comunidad Lésbico, Gay Bisexual, Transexual, Transgénero y Travesti (LGBT+), encabece los espacios de toma de decisión en las estructuras económicas, las cuales generalmente están ocupadas por hombres blancos, cisgénero y heterosexuales.

“Yo no soy un activista, ¿eh? La diferencia entre un activista y yo es que el activista lo hace literalmente por altruismo, por una lucha o por política. Yo lo que hago son negocios. Mi trabajo en Homosensual es generar campañas enfocadas a un sector”, aclara. Su herramienta para lograr esos negocios son los medios de comunicación.

Alberto sostiene que los medios tradicionales no habían —hasta ahora— dado espacio a un roll model del cual sentirse orgullosos, con el cual identificarse. Pero su discurso es tan heterogéneo que no permite revelar si lo que dice, lo hace en primera persona. Lo que sí queda claro es que para él, el lanzamiento de su portal de noticias es el camino que abrió para dar paso a ese hecho insólito.

Homosensual es el medio de comunicación con contenido LGBT+ en español más leído del mundo. Actualmente tiene representantes en Colombia y Estados Unidos, oficinas en México y próximamente abrirán sucursal en España. Alberto Arriaga es el director comercial. Es decir, el encargado de hacer que el flujo de dinero continúe para la empresa.

Es licenciado en Negocios Internacionales y extrabajador de la función pública. Su carrera en Proméxico, de la Secretaría de Economía, dice que fue su verdadera escuela. “Yo estudié negocios internacionales principalmente por mi mamá y mi papá. Para mí, mis padres son mis héroes. Recuerdo desde chico cómo ellos llevaban trabajo a casa; mi padre es emprendedor y mi madre representante de agentes aduaneros y entre estos dos modelos que tenía aprendía de los procedimientos aduaneros y de comercio”.

El objetivo de Homosensual es el de empoderar a las personas LGBT+, pero no solo en el ámbito social, sino en lo económico. Arriaga explica que los métodos por los cuales la comunidad puede exigir igualdad se han concentrado históricamente en la capacidad de organización. Sin embargo, para él existe otro camino, el financiero.

“Si bien no todos (las personas homosexuales) somos ricos, sí gastamos diferente”, con esta frase lo que Alberto quiere decir es que existe la posibilidad de generar política pública desde la conducta de consumo. La presión que ejerce el capital en las decisiones de Estado, son inseparables.

ACTIVISMO O NEGOCIOS

Resulta un tanto alarmante que si uno realiza una búsqueda rápida en los portales de internet sobre personajes de la comunidad LGBT+ que marcaron al país, los resultados son literalmente tres: Frida Kahlo, Sor Juana Inés de la Cruz y Carlos Monsiváis. Aunque esto es muy alejado de la realidad, le da la razón a Alberto. A los mexicanos les cuesta reconocer a las personas de la diversidad sexual como modelos a seguir.

“Cuando nació Homosensual, en el 2012, no había un proyecto editorial
LGBT+ grande, fuerte y que principalmente fuera positivo. Todo era como muy golpista, de malas noticias, o se concentraban en el matrimonio igualitario. Lo que nosotros hicimos fue generar un portal que mostrara a la comunidad heterosexual, que no había nada que temer”, señala.

Alberto insiste en más de una ocasión en que prefiere no hablar de temas políticos, pero la realidad es que por su trabajo eso es prácticamente imposible. Hay mucho de qué hablar sobre los personajes de la diversidad que aparecen en la historia, pero hay más que decir de quienes están interesados en abanderar la causa. Y Alberto lo reduce a un simple: “Hace falta información”.

“No quisiera meterme mucho a lo político, lo que sí podría decir es que falta información. Hay cosas que solamente nosotros vivimos y es muy difícil para una persona que está escribiendo la historia —si no pertenece a la comunidad— verlo claro.

“Por ejemplo ahora estamos viendo la aparición de políticos abiertamente LGBT+, algo que cuando eramos chicos no nos imaginábamos. Del segundo caso tenemos el ejemplo de (Barack) Obama, cuando su segunda reelección abanderó, para bien o para mal, la agenda de la diversidad y bueno, ganó. Ahora mismo la agenda es políticamente rentable, siempre y cuando lo hagan de la manera correcta. Nosotros ya nos damos cuenta si un político se está agarrando de la agenda para venderse o por simple empatía”.

PRIDE CONNECTION

A nivel empresarial todo es más complicado. Cuando Alberto y el equipo de Homosensual comenzaron a acercarse a las empresas grandes para generar alianzas, la homofobia les cerró las primeras puertas. Tuvieron que abrir mercado.

Lo primero que hicieron es gastar mucho dinero en estudios que pudieran comprobar su impacto, es decir, comprobar la existencia de su mercado. Y encontraron el espacio indicado. Pride Connection México es una red de empresas en donde figuran firmas como: Amazon, American Airlines, American Express, Bayer, Homosensual, Nestlé, Best Buy, Black Rock, Cinépolis, Facebook, Google, IBM, Fox Network Group y otras más, buscan, según su descripción, promover espacios de trabajo inclusivos para la diversidad sexual y generar lazos para la atracción de talento LGBT a las distintas organizaciones que la componen.

El 3 de septiembre del 2014 se reunieron algunas de las redes de empleados LGBT+ y de las áreas de Recursos Humanos encargados de los temas de Diversidad e Inclusión de las firmas Accenture, American Express, Google, IBM y Scotiabank, para llevar a cabo la primer reunión de empresas con políticas de inclusión laboral LGBT+ y crear lo que hoy es Pride Connection México. Ese es el espacio donde ahora Homosensual se desempeña como líder del comité de comunicación.

“Pride Connection nace al mismo tiempo que nosotros estábamos intentando entrar con las marcas grandes. Son un grupo de empresas que se dedica a compartir buenas prácticas de recursos humanos con el objetivo de generar espacios para la comunidad y nos acercamos con ellos. Con eso logramos expandir la agenda. Ya no solo eran recursos humanos, ahora también eran mercadotecnia, responsabilidad social y retorno de inversión”.

El objetivo de esta agrupación sale de la visión de inclusión empresarial y respeto a los derechos humanos para incursionar en el aparato de respuesta social. Según lo explica Alberto, la capacidad de respuesta de la sociedad a un cambio impulsado por los grandes corporativos es mayor al de algunas protestas. Respetuoso de las causas, asegura que exponer las diversidades al mundo en un ambiente controlado como las empresas, generalmente logra movilizaciones sociales que no ocurrirían de otra manera.

“Hay un estudio que dice que más del 60 por ciento de los consumidores, aseguran que las marcas y las grandes empresas son un agente de cambio en las políticas públicas de un país. Es decir, si de pronto vemos que un gran banco pinta su edificio de colores y contrata empleados de la diversidad, todos sus consumidores van a comenzar a transformar no solo su forma de pensar sino que van a comenzar a presionar a gobierno para que sea una política pública. Es decir, pone la temática en la mesa de todos”.

Mas allá de las ventas, las grandes firmas, los protocolos de inclusión, la difusión de la igualdad y los aprendizajes colectivos. Hay un propósito más humano para todo lo que hacen dentro de Homosensual, un motor que Alberto reconoció pasados los 40 minutos de entrevista. El miedo, la desinformación y el autoreconocimiento le ayudaron a encontrar respuestas.

“Para mí, Homosensual ha sido un gran aprendizaje sobre las personas que formamos la comunidad LGBT+ y principalmente sobre mis propios miedos y prejuicios. Ser uno de los líderes de este proyecto me ha permitido empoderarme a mí y a mí comunidad sin miedo a ser diferente”.

12 de marzo de 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *