Senador pide debatir sobre imponer pena de muerte

El legislador pidió invitar a expertos en el tema de países como Japón y Estados Unidos. Foto: Captura.

El senador Víctor Fuentes Solís, del Partido Acción Nacional (PAN), propuso que se abra a debate, nuevamente la imposición de la pena de muerte como castigo para homicidas de niñas, niños, adolescentes y mujeres.

Señaló que antes de hacer esta propuesta realizó en Nuevo León de donde él es representante, una encuesta por redes sociales, Facebook e Instagram, y más de 90 por ciento de los participantes se pronunció en favor de la pena capital para castigar crímenes como el feminicidio, como los asesinatos de Fátima, de siete años de edad, e Ingrid Escamilla, para que no queden impunes.

“En un primer paso, en lo que toca a la población de Nuevo León, se hizo un sondeo a través de las redes sociales como Facebook e Instagram, y más del 90 por ciento de la gente se ha manifestado a favor”, aunque sugirió que la consulta podría ser mucho más estructurada y abierta a la comunidad.

El senador apuntó que en este debate nacional deberían participar expertos de países donde la pena de muerte se aplica, como Estados Unidos y Japón.

“Tenemos que aceptar que estamos es una situación muy grave de impunidad; según datos del Inegi hay una gran cantidad de delitos que no son denunciados, más del 90 por ciento no se denuncian por una falta de confianza en las autoridades”, expresó.

Consideró necesario hablar abiertamente del tema, que se exponga qué sucede cuando se aplican este tipo de penas; además opinó que se debe tener la capacidad de escuchar al pueblo “ante un país impune”.

Sugirió una consulta a la población sobre ese tema, lo cual podría ser a través de centros de votación y con el apoyo de órganos electorales, además de fedatarios públicos.

“Debemos darle más sentido a la voluntad de la gente. Conocer si la gente está dispuesta, ya que un senador que no representa a su electorado debe renunciar”, concluyó.

Compartir en:

EL MISTERIOSO AEROPUERTO DE DENVER

Ubicado en el estado de Colorado, Estados Unidos, el Aeropuerto Internacional de Denver encierra una serie de misterios que a la fecha, siguen sin resolverse.

Envíanos un mensaje