¿Qué tan sólidos lucen los cimientos de la 4T para 2020?

La Guardia Nacional, comandada por el Ejército, sigue sin mostrar que algo pueda cambiar.

México tendrá una ligera recuperación económica, los especialistas estiman que la inversión puede aumentar, al igual que el consumo interno. Poco, pero podría haber un respiro también por el aumento del salario mínimo.

Por Wendy Selene Pérez

En infraestructura, el Tren Maya podría agudizar los conflictos al sur del país, mientras que en migración las fronteras seguirán albergando de manera inhóspita a miles y miles de personas que buscan llegar a Estados Unidos.

Estos migrantes, como el resto de la población mexicana, seguirán padeciendo la violencia en un país que parece lejos de alcanzar la paz. Estos son los pendientes y los restos más importantes en el país para el 2020.


Campo
En el sector agroalimentario mexicano se prevé una disminución de varias cosechas en el 2020 y falta de productos sobre todo por las condiciones adversas del clima, lluvias o sequías extremas, dice en entrevista Juan Carlos Anaya, director del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), una firma especializada en el sector.

La producción nacional de maíz va a tener un récord de importaciones. En el tema de azúcar, la producción podría bajar de 6.4 a 5.6 millones de granos. En cuanto al café, Anaya estima que tendría una caída del 20 por ciento.

Se esperan afectaciones en el caso de Sinaloa para la cosecha otoño-invierno de maíz, porque no hubo suficiente agua en las presas, por lo que habrá menos producción durante este año.

Anaya dice que en la política agroalimentaria se vislumbra un serio deterioro que ha colocado a México como el décimo productor a nivel mundial.

“Encontramos un campo donde hay mucha pobreza, donde el gobierno actual ha establecido una serie de programas”, dice Anaya. “Han desaparecido los programas que existían para los medianos y grandes productores, han disminuido los de comercialización y fomentos. El gobierno federal se ha centrado en los apoyos de manera directa a pequeños productores”.

El presupuesto para la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) será de 46 mil 253 millones de pesos, casi 20 mil millones de pesos menos frente a los 65 mil 434 millones de pesos que fueron aprobados para este 2019.

La presión de organizaciones de productores al gobierno federal seguirá o aumentará durante este año.

Megaproyectos

El proyecto más ambicioso del gobierno federal en infraestructura para el 2020 es el Tren Maya, una red ferroviaria que viajará por la Península de Yucatán y que funcionará también como un colectivo de pasajeros.

El presidente Andrés Manuel López Obrador lo ha tomado como estandarte a pesar de las alertas de que arrasaría con parte de la selva del sur del país y de que existe una resistencia fuerte de grupos indígenas en la zona, incluido el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

La obra proyecta 16 estaciones que atravesarán zonas importantes de riqueza natural al sur del país, lo que está generando una dura batalla de los pueblos indígenas contra este Tren Maya.

A principios de diciembre pasado el gobierno federal realizó una consulta pública con pobladores por donde pasará la vía. Y de acuerdo con los datos oficiales, los resultados fueron de 9 contra 10 a favor.

Organizaciones nacionales junto con Naciones Unidas advirtieron que esta consulta no cumplió con los estándares internacionales porque la información a las comunidades involucradas se ha centrado en decirles los posibles beneficios y no los impactos negativos que podría tener la obra.

La Oficina en México del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ONUDH), invitada a diversas asambleas regionales y como observadora del proceso, pidió al gobierno de López Obrador que muestre a las personas que viven en la zona del proyecto también los estudios de impacto ambiental.

En este y otros megaproyectos hay una necesidad de transparencia, dice Miguel Soto, de la organización Poder. Y no solo en la información de la obra, sino en quiénes son las personas involucradas, si hay un conflicto de interés. “Eso para nosotros es clave para tomar en cuenta en el gasto público en el año que viene, y en los otros también”.

Preocupa a la organización el seguimiento de un modelo de extracción de minerales, que el presidente López Obrador había dicho que se iba a frenar en su administración. También que se siga apostando a los proyectos de generación de energía por medio de combustibles fósiles, a contramano de la tendencia global que es de más energías limpias.

Economía

Después de un mal año para la economía del país, donde hubo un decrecimiento del 0.1%, la expectativa de los analistas para el 2020 es que con la nueva firma del tratado comercial con Estados Unidos y Canadá el Producto Interno Bruto crezca entre el 1.0% y el 1.3% de su Producto Interno Bruto. Poco, pero no es a la baja.

El Banco de México prevé que la recuperación de la actividad productiva será gradual. Habría una recuperación de la inversión, dice Carlos Serrano, el economista en jefe de la BBVA en una entrevista con la agencia AFP. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe considera que el T-MEC, así como el Acuerdo Nacional de Inversión entre el gobierno mexicano y el sector privado, aliente las inversiones.

La CEPAL dice que hay 15 proyectos en espera de arrancar de manera inmediata por 44 mil millones de dólares, además de otros 60 por casi 75 mil millones de dólares.

El director ejecutivo de HSBC en México, Nuno Matos, pronostica un repunte con el Plan Nacional de Infraestructura, de acuerdo con una entrevista a Expansión.

“Creo que 2020 debe ser el año de relanzamiento, porque tenemos cuestiones interesantes como la renegociación del T-MEC, que llega a buen puerto, un plan de infraestructura nacional presentado hace semanas y que tendrá una segunda parte muy asociado al sector energético que claramente es un sector fundamental para lanzar a México”, dijo Matos.

Además, el nuevo año llega con la entrada en vigor del aumento del 20% al salario mínimo, el mayor incremento en los últimos 40 años. Pasa de 102.68 pesos diarios (5.43 dólares) a 123.22 pesos (6.51 dólares).

Es un aumento histórico que sin embargo no equivale ni a un dólar por hora. Todavía casi la mitad de la población no tiene para adquirir una canasta básica de productos y alimentos.

Habrá también nuevas reglas de contratación y democracia sindical contempladas en la reforma laboral aprobada en los meses recientes.

“Fija las coordenadas para que los sindicatos realmente sirvan para mejorar las condiciones de trabajo de la clase obrera y dejen de ser defensores a ultranza de los intereses patronales”, escribió el economista Álvaro Bracamonte Sierra, del Colegio de Sonora, en el diario El Imparcial.

Esta parte fue elemento importante de la negociación en el T-MEC. Se incluyeron cláusulas que comprometían al gobierno mexicano a supervisar la mejora laboral de los trabajadores y sus ingresos.

Seguridad

El nuevo año abre con la peor cifra de violencia de la historia reciente, después de que en 2019 al menos 31 mil personas fueron asesinadas.

La avanzada de la Guardia Nacional, comandada por el Ejército, sigue sin mostrar que algo pueda cambiar y que este año la cifra de homicidios sea menor que el anterior.

En la reconfiguración del mapa criminal, Guanajuato es el estado que más ha sorprendido con el aumento de homicidios, secuestros, desapariciones y hallazgos de fosas clandestinas.

Las ciudades que registran mayor cantidad de homicidios denunciados en el país son Tijuana y Guanajuato, de acuerdo con las cifras del Secretariado Ejecutivo Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

¿Qué tanto confiar en las estadísticas? Será un gran pendiente en materia de seguridad para el 2020, porque estas podrían mostrar un subregistro de delitos. A mediados de diciembre del año pasado, una auditoría confirmó que fiscalías y procuradurías del país han ocultado o alterado reportes a su favor en los datos que entregan al Secretariado Ejecutivo cada mes. O han reclasificado delitos como feminicidio o extorsión.

A pesar de eso, las fiscalías manejarán su propia información de delitos a partir de este año, apelando a su autonomía.

Además de los asesinatos, el país sigue con una emergencia en materia de derechos humanos. La gente continúa desapareciendo o apareciendo sin vida por encima o debajo de la tierra, avivando una crisis forense.

El gobierno estima que tiene más de 37 mil cuerpos en morgues del país sin ser identificadas y a finales del año pasado aprobó un Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense integrado por expertos nacionales e internacionales. Tendrá que verse este año cómo se avanza para la justicia y la verdad para miles de víctimas.

Un reto más es transparentar la cifra de personas desaparecidas en México, un dato que dejó de ser público en abril de 2018, todavía con el expresidente Enrique Peña Nieto. El nuevo gobierno sigue sin actualizarlo, aunque constantemente ha prometido que “pronto” lo hará. Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, dijo al diario El País que “podría aumentar” de 40 mil personas desaparecidas a 52 mil o más.

Migración

A pesar de la presión de defensores de derechos humanos, no parece que el gobierno mexicano cambie en 2020 su política de militarización en las fronteras y la deportación de las miles de personas que buscan asilo o refugio en Estados Unidos.

El año inicia con 55 mil migrantes enviados de Estados Unidos a México para esperar una respuesta. Personas vulnerables que podrían correr peligro si son deportadas a sus países.

A mediados de noviembre se implementaron los Acuerdos de Cooperación sobre Asilo (ACA) con Guatemala, Honduras y El Salvador. Las personas que se declaren inelegibles para solicitar asilo en Estados Unidos serán devueltas a los países centroamericanos, caracterizados bajo la figura de “tercer país seguro”, con el objetivo de limitar la elegibilidad para un asilo.

Familias enteras con niños, jóvenes, adultos y ancianos viven en carpas o en las calles porque no hay suficientes espacios en albergues, y se quedan expuestos a la violencia y la extorsión de agentes estatales o no estatales. Más de 600 personas devueltas a México han denunciado haber sido víctimas de secuestro, violación, extorsión, tortura y otros ataques violentos, perpetrados, en algunos casos, con participación de agentes del Estado mexicano, dice un informe de Human Rights First. Muchos casos no son denunciados o documentados.

“Estados Unidos, en complicidad con México y Centroamérica, está poniendo en riesgo la vida y la integridad de personas”, expusieron en un duro documento 35 organizaciones civiles, fundaciones y casas de migrantes, como Amnistía Internacional, el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), la Red Jesuita con Migrantes en Centroamérica (RJM CA), la Casa del Migrante Scalabrini, Latin America Working Group (LAWG) o el Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, entre otras.

En 2020, la presión al gobierno mexicano continuará porque los acuerdos en materia de migración con Estados Unidos se han implementado sin transparentar en qué consisten, cómo, cuándo y dónde. Y cuáles son las medidas de recepción o atención para las personas devueltas.

Los países de la región no tienen tampoco la capacidad para garantizar el acceso de las personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo a salud, vivienda, trabajo y educación. Es un reto que debe enfrentar el gobierno de AMLO y el restos de los presidentes de la región, porque la gente que salió de sus países seguirá viviendo en mismas o en peores condiciones.

Gasto Púbico

Con un crecimiento estancado el año pasado, el gobierno federal se vio obligado a recortar, nuevamente, el presupuesto para distintos programas. Algunos de ellos tienen que ver con gasto social y algunos otros con el combate a la corrupción, dos de los pilares importantes de la administración de Andrés Manuel López Obrador.

Ha recortado también presupuesto a municipios que vienen arrastrando deudas y que todavía siguen peleando recursos porque de ese dinero dependen los pagos a policías locales o de servicios básicos como agua, luz y basura.

Dependencias como el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales; la Auditoría Superior de la Federación, la Unidad Especializada de la Fiscalía General de la República, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) y la Unidad de Inteligencia Financiera, tendrán más recursos que en 2019, pero menos que en 2018.

Los programas sociales también han tenido disminuciones o fallas de operación.

El presupuesto para Pueblos Indígenas tuvo un recorte el año pasado y ahora vuelve a tener un 1.40% menos sobre los 88,606 millones originalmente aprobados.

“Aun cuando el presidente López Obrador ha apostado al desarrollo de los pueblos indígenas”, escribe Fundar en un documento llamado “Un presupuesto público para todas las personas”, donde propone que los ahorros que se obtengan por la austeridad y la disciplina financiera se redireccionen sobre todo al cumplimiento de metas y objetivos de los programas asociados al desarrollo social, y se informe de ello de manera desagregada y oportuna.

Hay adultos mayores que siguen sin recibir el apoyo que recibían y con lo que compraban alimentos, medicinas o víveres en los supermercados. Hay madres con hijos pequeños que tenían a sus hijos dentro de un programa escolar que les permitía a ellas cumplir con su trabajo sin tener que pagar totalmente por el cuidado de sus hijos. O hay campesinos que se quedaron sin financiamientos para el campo.

De acuerdo con Fundar, los ahorros generados por la pasada administración del expresidente Enrique Peña Nieto ascendieron a 23,580 millones de pesos, donde el mayor ahorro fue en servicios personales, pero “se desconoce el detalle del uso y aplicación de dichos ahorros” con este nuevo gobierno.

El informe de Fundar sobre el presupuesto señala otros puntos que deben ser prioritarios para el 2020 en el gasto social, como garantizar que los 295 municipios, en 18 entidades, que cuentan con una alerta de género tengan los recursos para atender a las víctimas y prevenir ataques. Y que haya recursos para los refugios que albergan y dan contención a mujeres víctimas de violencia machista.

De acuerdo con el INEGI, al menos 6 de cada 10 mujeres mexicanas han enfrentado un incidente de violencia, ya sea física, económica, psicológica o sexual. La forma más extrema de violencia hacia las mujeres es el feminicidio. Y en 2019 se registraron entre 70 y 75 averiguaciones previas o carpetas de investigación por feminicidio cada mes.

La organización propone que el Congreso y el Ejecutivo Federal no asignen más recursos a proyectos de inversión de Pemex que requieran del uso de la fractura hidráulica (fracking) para el vechamiento de hidrocarburos no convencionales.

López Obrador se ha pronunciado en diversas ocasiones en contra de esta práctica, reconociendo los impactos que tiene sobre las comunidades y el medio ambiente. Primero lo hizo como candidato a la presidencia, luego en su toma de protesta y en sus 100 compromisos declarados en el Zócalo, y después en conferencias matutinas y en visitas a localidades. A pesar eso, en el presupuesto del año pasado se asignaron recursos a dos proyectos que requieren fracking por tratarse de campos que incluyen yacimientos no convencionales: el proyecto Aceite y Gas de Lutitas y el proyecto Aceite Terciario del Golfo” (3,253 millones de pesos).

De acuerdo con Fundar, otro temas que el gobierno de AMLO debe tener como prioridad este año es reducir a un máximo de 40 mil pesos las deducciones de las personas físicas más ricas.

“En 2020, las deducciones personales sujetas a un límite global significarán para el gobierno una pérdida de recursos de 19,739 millones de pesos. Este monto representa casi el doble de los recursos destinados en el año 2019 a Producción para el Bienestar, el principal programa de apoyo al campo”, señala Fundar.

Un punto más que destaca la organización es regular la transparencia tributaria de las declaraciones de personas físicas y morales del Impuesto Sobre la Renta, conocido como el programa SAT.

4 de enero de 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *