Ernesto Vargas: “Lo de Guevara no es nada personal”

Los atletas de alto rendimiento, sostiene Vargas, se encuentran en condición de desventaja/Eikon

El diputado federal por el PES dice que la investigación sobre la Conade, no es ninguna vacilada. En temas de corrupción, señala el piso debe ser parejo para todos.

Por Jacobo Ojeda.

El escándalo por supuestos actos de corrupción en la gestión de Ana Gabriela Guevara al frente de la Conade ha quedado sofocado por otros escándalos. Al menos es lo que parece, no así para el diputado federal Ernesto Vargas, quien indaga pagos irregulares por 262 millones de pesos a 21 proveedores fantasma.

En su condición de presidente de la Comisión del Deporte, Vargas emprendió una investigación cuyos resultados, dice, lo llevarán a emprender acciones legales en contra de la funcionaria.

“Estamos muy involucrados, la sociedad en general, en el deporte profesional como el futbol soccer y americano, box y ahora por supuesto en el beisbol, deporte al que se le apuesta mucho dinero y que tiene relación directa con el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador. Pero cuando hablamos de deporte federado –de las federaciones- estamos en una situación alarmante”, menciona.

Los atletas de alto rendimiento, sostiene Vargas, se encuentran en una condición de desventaja como consecuencia del manejo que ha hecho, paradójicamente, la mayor atleta olímpica del país.

“Yo he recibido atletas aquí en esta oficina, que me dicen: Ernesto, cuando tú me viste llorar recibiendo esa medalla, mi llanto por supuesto que era de satisfacción por haber ganado una medalla, pero también era un llanto de desahogo, de decir: vencí al sistema, es decir, el sistema deportivo de mi país me puso tantas trabas que cuando yo estaba en ese podio… O decía: vencí a ese sistema que en lugar de ayudarme, me quería frenar”, reproduce el diputado uno de esos encuentros.

Ernesto Vargas, mejor conocido por su artístico Ernesto D’Alessio, obtuvo la diputación por Nuevo León bajo las siglas del Partido Encuentro Social (PES), uno de los aliados electorales de Morena.

Ello, sin embargo, no le ha frenado para convertirse en una suerte de fiscal sobre las acciones de Guevara en su gestión como titular de la Comisión Nacional del Deporte, un cargo ofrecido por el propio presidente López Obrador.

Amante del deporte él mismo, Vargas alude al origen del sistema que presume corrupto.

“La ley dice que Conade es quien podría fiscalizar a las federaciones, pero no lo hace, ¿por qué?, porque están en contubernio”, afirma.

Para ello exhibe un oficio como botón de muestra. En él se lee que la Federación Mexicana de Taekwondo solicita para 2019, 67 millones de pesos. Un recurso que a la fecha no ha transparentado la Conade.

“La forma como debe ocurrir esto es a través de un Proyecto Operativo Anual donde vienen todas las competencias en las que la federación le dice a la Conade: ahí quiero ir a participar y después, una vez que se acerca la fecha de una de esas competencias, la federación ingresa el documento, con fechas y lugares a donde se contempla que el atleta va a participa, diciendo, estamos a 20 días, entonces en ese momento se tendrían que recibir tre cotizaciones con los precios de vuelos y gastos que deben estar en un promedio razonable”, explica.

Y tal cosa, no ocurrió en el caso que muestra. Cada cotización presentada por una federación debiera pasar a un área metodológica. Sin embargo, Guevara sustituyó esa figura por un grupo de técnicos administrativos y con ello modificó las reglas de operación.

“(Ahora opera) un grupo de contadores que no tienen ni idea de quiénes son los atletas que deben de ir, y si es una competencia clasificatoria, o bien si es una competencia de fogueo”, señala. “Todo eso lo veía el área metodológica y la titular de la Conade argumenta que eran el tronco que estorbaba. Yo cuando la cité aquí (Cámara de Diputados) le dije: muéstreme una sola firma de un metodólogo que haya autorizado el presupuesto para uno de sus eventos. No existe, ellos no eran el tronco, al contrario”.

En ese sentido, insiste que fueron las federaciones las que acusaron a los metodólogos porque eran ellos quienes frenaban todo aquello que las federaciones se querían robar de los recursos públicos. “Los metodólogos les decían no, mira, esta persona no es una atleta, es la esposa, es familiar, esta no tiene que viajar, los precios que te están dando no están de acuerdo al mercado”.

¿Se cambió un área de supervisión para sustituirla por una de contubernio con las federaciones?.

Se cambió por un área que no sepa absolutamente nada y que apruebe absolutamente todo lo que las federaciones deportivas quieren.

El procedimiento era que del área metodológica se pasaba a otra subdirección, de ahí se pasaba a la fiduciaría, y la fiduciaría le decía a Banjército, ejerce el recurso. En resumen, se le otorgaba el recurso, ya sea a la federación o algún atleta o a algún entrenador o persona que formara parte del equipo multidisciplinario. Treinta días después de realizado el evento la persona o federación que ejercía el recurso, tenía que comprobar que ese recurso fue aplicado correctamente; bueno, pues esto no sucede así.

Ahora tenemos empresas que están ahí, en esos eventos de taekwondo que son empresas fantasmas. Es un tipo de ‘Estafa Maestra’ pero en el deporte, que no solamente sucedía en la administración pasada, también en la actual administración. Lo que ellos están haciendo es que ahora los presidentes, todo el ‘deber ser’ se lo brincan, la federación va directamente con la subdirección de calidad del deporte y se ponen de acuerdo entre ellas.

Meten a destiempo los eventos, es decir yo presidente de la federación llego contigo Conade a dos días de que sea la competencia obligándote a que el presupuesto original en mi proyecto operativo anual se eleve, porque ya estamos a dos días. Entonces Conade dice: ya no puedo llevar acabo el deber ser, pero tengo una empresa que te puede financiar el evento.

Aparecen las empresas fantasma

Vargas respalda sus afirmaciones con facturas y montos de los viajes realizados por la empresa Edgar García y Asociados, supuestamente investigada ahora por la Función Pública, porque financió eventos deportivos a nivel nacional e internacional que después se le pagaron a precios elevados.

También muestra documentación de un evento de béisbol donde la selección viajó y esa misma empresa pagó el evento a precios por encima de lo presupuestado.

“¿Qué hace una empresa, cuyo objeto o razón social no tiene nada que ver con el deporte?, se pregunta el diputado. Sucede que ellos pagan el evento y después con una sola factura –que también exhibe- ellos comprueban que pagaron a un sobreprecio dichos gastos de ese evento y a la Conade ya no le queda otra que pagar esas facturas”.

Además, “están metiendo eventos que ni siquiera estaban presupuestados en el POA, es decir, de repente llegan las federaciones y dicen: ¿qué crees?, me salió un evento de última hora y no hay recursos para eso. Por eso tú ves a los atletas que dicen: no tengo dinero. Los ves boteando para el avión, pidiendo apoyo en sus redes sociales. Yo te diría, sí hubo dinero presupuestado, sí se ejerció el recurso, el problema es que a los atletas no les llegó”.

Dentro de las facturas presentadas por el diputado hay eventos de cuatro y medio millones de pesos, por ejemplo de esgrima, taekwondo y otros deportes que fueron presupuestados para un millón de pesos y terminaron costando un millón 700 mil pesos, es decir 70 por ciento más de lo cotizado en un inicio.

Ante este escenario el también integrante de la Comisión de la Juventud pregunta: “¿Y donde quedó ese dinero? Y como este caso te puedo hablar de la Federación Mexicana de Natación, de Karate, de la que me digas”.

Vargas profundiza sobre otro tema, el que preocupa visiblemente a los mexicanos: los apoyos y becas a atletas de alto rendimiento.

“La beca Conade oscila entre los 6 mil y los 2 mil pesos y diría bueno, después de ser campeón mundial, te dan una beca de 2 mil pesos. ¿Para qué te sirve?, absolutamente para nada”.

Destaca el caso de un entrenador iraní que gana 79 mil pesos mensuales, por el Fodepar, pero no hay registro alguno de que haya entrado al país y a él lo dieron de alta en esta administración con fecha propuesta para su ingreso el 1 de abril del 2019. “Se trata de un profesor de Taekwondo que nunca ha venido a México, es decir, no sabemos quién es, pero cobra esa cantidad”, dice.

Como ese, conoce de varios casos. Esto exhibe claramente que la directora de la Conade, Ana Gabriela Guevara, miente y falsea en documentos públicos, dice. “Eso es un delito penal, que se castiga con inhabilitación y prisión”.

Los involucrados saben, pero no se dan por aludidos

“Guevara tiene conocimiento de estas irregularidades. Pedí a los responsables de esas áreas que me mostraran y justificaran por qué están dados de alta como entrenadores, ya que hay reglas y se tiene que cumplir con ciertos criterios que están establecidos, pero ellos no poseen ninguno de los requisitos para poder acreditar su estancia en el Fodepar”, declara.

Otro caso: Luz María Chávez Gómez. La dan de alta en el Fodepar con 35 mil pesos mensuales y la acreditan como entrenadora. “El documento que presentaron dice que dentro de sus antecedentes como ‘entrenadora’ dirigió a la nadadora Liliana Ibáñez, pero ni siquiera entrena en México; ella es amiga de Ana Gabriela Guevara desde que era atleta y la mete en el Fodepar con 35 mil pesos mensuales y ni siquiera es entrenadora”.

El diputado explica otro pasaje irregular:

“Ella (Guevara) dice: yo no puedo hacer absolutamente nada porque yo tengo a una persona de la Función Pública ahí adentro. Para dar altas y bajas a personas en el Fodepar, atletas, los tres que ya te mencioné, primero sesiona una comisión deportiva, ellos palomean y después se va a un comité técnico, en ese comité técnico es donde está un comisario de la Función Pública. Se llama Miguel Ángel Roa, bueno, él nunca ha ido a ninguna de las sesiones en donde ya se aprueba el dictamen final para dar de alta y baja a personas del Fodepar, ha mandado a su suplente, un señor que se apellida Macorro”.

Vargas ha solicitado directamente información sobre ello. Pese a su cargo, la Conade hizo caso omiso a sus peticiones. “No recibí absolutamente ninguna respuesta, después personalmente fui a la Conade y todo lo que te acabo de comentar se los hice saber a su Dirección de Calidad para el Deporte, a la Subdirección de Alto Rendimiento, al Director de la Fidusiária del famoso Fodepar, Carlos Ramírez, quien resulta que es el contador personal de Ana Gabriela Guevara, ya con eso te digo todo”.

Vargas dice estar en espera del resultado que arrojen las investigaciones de la Función Pública. “Si salen con alguna vacilada, por supuesto que voy a continuar con mi camino, iré a la Fiscalía y también buscaré a Santiago Nieto para que sigan las investigaciones”.

-¿Qué lo motiva a emprender esta cruzada?

Aquí tiene que ser parejo tanto el pasado como el presente, porque la titular fue al Senado y se los toreó a todos, no dio respuesta absolutamente de nada y dijo que había recibido una Conade huachicoleada, que había recibido la caca del pasado. Cuestioné a la funcionaria: ¿si usted encontró caca del pasado, por qué en los 40 o 45 días que te da la ley para hacer tu entrega-recepción porque no nos dijiste cuál es esa caca que tú recibiste?Porque con eso te limpias, te deslindas.

Aquí no es que somos coalición, ni somos amigos. Yo no tengo nada en contra de la persona, de Ana Gabriela Guevara, ni de las personas que están administrando la Conade. Estoy cuestionando la administración pública y aquí se llegó con una bandera.

Y si alguien no está cumpliendo con esa bandera, que el presidente dijo que sí iba a ser valer para el país, entonces yo lo voy a señalar, porque yo no lo dije por pura vacilada”.

La Revista Líder México, la revista del país, buscó una entrevista con la titular de la Conade a través del Coordinador de Comunicación Social, Eduardo Enrique Bravo Navarro. Nunca hubo respuesta a la solicitud.

Públicamente, Guevara ha calificado las denunciasen torno a la asignación de becas y a los recortes presupuestales a este sector, como berrinches.

“Lo único que hemos hecho es ajustarnos al programa, al fondo que mantiene las becas, que es el fondo para el deporte de alto rendimiento (Fodepar) y que ese ajuste que se hizo no tiene nada que ver con presupuesto; presupuesto hay, recursos hay y lo único que hicimos, fue que hemos ajustado y pedido a los atletas que colaboren en el tema de ese ajuste”, ha dicho.

14 de noviembre de 2019. jo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *