Vinculan a La Línea con ataque a familia LeBaron

Gabinete de seguridad fueron al lugar de la agresión contra miembros de la comunidad LeBaron.

El grupo delictivo de La Línea participó en el asesinato de tres mujeres y seis menores de edad de las familias LeBarón y Langford, adelantó el general Homero Mendoza, jefe del Estado Mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), este grupo disputa el territorio con Los Salazar en los límites de Chihuahua y Sonora.

“Hay un hecho relevante que se le está encontrando conexión o vínculo con este evento (el asesinato de las mujeres y niños) entre miembros de La Línea con presencia en Chihuahua y Los Salazar con presencia en Sonora”, detalló Mendoza.

Quien además aseguró en la conferencia de prensa matutina que previo al ataque de las mujeres e infantes se registró un enfrentamiento en la zona en disputa

El general estuvo acompañado de Alfonso Durazo, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y Marcelo Ebrard, de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Durante la conferencia con medios, Mendoza indicó que La Línea ante lo que consideró una amenaza de ingreso de Los Salazar en Chihuahua decidió mandar una célula entre el pueblo de Janos y Bavispe para limitar el territorio.

“Como resultado de ese enfrentamiento o de esa confrontación que se está dando en límites de ambos estados, deciden enviar una célula y se supone, se asume que esta célula que envían para detener la incursión o penetración de alguna célula delictiva de los Salazar hacia Chihuahua es a la que se le está atribuyendo la materialización de agresiones a la familia LeBarón”, afirmó el general.

Familia LeBaron rechaza versión de confusión

Aunque en una entrevista para el noticiario Despierta de Televisa, vía telefónica con Adrián LeBarón, abuelo y padre de víctimas de la masacre, rechazó la hipótesis del gobierno federal sobre una confusión por parte del La Línea.

Según la versión del gobierno este grupo se sintió amenazado y atacó al convoy de la comunidad de LeBaron, Adrián asegura que no pudo haber confusión por que su tía salió de una de las camionetas con las manos en alto para pedir que detuvieran los balazos además criticó:

“A mi sí me preocupa mucho, se puede decir lo mediocre de nuestro sistema, en darle seguimiento. Si no podemos casi ni levantar los cuerpos de nuestros seres queridos por tanta burocracia”.

Detalló que en el sitio de la masacre hubo personal de muchas organizaciones, del Ejército, pero nadie podía hacer nada si el jefe no les da la orden.

“Si no gritamos, si no hablamos, ahí estarían tirados…”.

Redacción/ 6 de noviembre de 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *