Gabriela de la Garza: el arte…

Lo que busco en mis proyectos es pasármela bien asegura la actriz. FOTO: JOSÉ MANUEL RUÍZ

La actriz de Yago, Las Aparicio y Capadocia, figura hoy en el elenco de Monarca, la nueva producción de Netflix. Con ella, dice, se abre el abanico para comprender algo de la cruda realidad mexicana.

Por NALLELY RAYAS BAUTISTA

Gabriela de la Garza llega a nuestra cita después de un día ajetreado, justo cuando la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, rindió su Primer Informe ante el Congreso local. Al llegar al lugar del encuentro, en la Roma Norte, se le pregunta si le tocó tránsito para llegar a la entrevista, responde que no, que precisamente venía del primer cuadro de la ciudad, pero que no fue difícil trasladarse.

Así, con un aire despreocupado, la actriz nos habló de su participación en la recién estrenada serie Monarca, la cual, dice, no busca reforzar la idea de
que el narco es poderoso, al contrario, busca retratar a través del arte un problema que forma parte de nuestra realidad.

“Por ahí sublimamos, por ahí tratamos de proponer, de tratar de entender porqué estamos en esta situación y cómo podemos salir de ahí”.

Sobre Ximena, su papel en la serie que produce Salma Hayek, expresa que no le gustaría fuera tachada como “fifi”, un mote con el cual no está de acuerdo ni tampoco con el de “chairo”, pues destaca que las etiquetas nos dañan, nos contraponen, ya que, afirma “somos más que una etiqueta, somos seres humanos muy complejos, con muchas capas”. Y la mujer que interpreta, las tiene.

Con casi 19 años de carrera, con proyectos en los cuales afirma se ha divertido y que se deben en parte a su persistencia y pasión por la actuación, De la Garza, asegura que este 2019 ha sido muy bueno para ella y que 2020 no será la excepción.

¿Cómo surgió la invitación a esta serie y qué te llamó la atención de la misma?
La verdad es que llegué como cualquier otra actriz a hacer mi audición y me quedé. Me llamó todo la atención una historia producida por gente como Salma (Hayek), por gente como los Lemon Films, Fernando Rovzar, Erika Sánchez, todos son gente que sabe su negocio. Sabía que iba a ser una historia bien escrita, bien realizada, bien dirigida, bien actuada, con compañeros a los cuales admiro y de los que sé, iba a aprender a crecer y a divertirme, porque también eso es lo que busco en mis proyectos, pasármela bien.

En la historia, que consta de 10 capítulos, haces el papel de ama de casa de una familia de estatus económico alto y además con poder. A diferencia de tu actuación en la obra de teatro Testosterona y otros donde se te ubica como una mujer independiente ¿cómo fue hacer este papel?
Interesante, siempre es divertido meterse en otros universos y ponerse en los zapatos de mujeres que no tienen nada que ver conmigo. También era una buena oportunidad para evidenciar la postura de no ciertas mujeres si no de ciertos sectores de la sociedad que piensa y actúa de cierta forma y que va contra el bienestar común. Yo considero que estoy luchando todos los días a toda hora por los derechos de las mujeres, por la equidad, son mis temas y son mis luchas. Ximena representa el lado opuesto.

¿Consideras que tu personaje de Ximena sería tachado de “fifi”, un mote que últimamente se ha empleado desde el titular del Gobierno federal?
Yo estoy absolutamente en contra de esos motes, tanto el “chairo” como el “fifi”. Creo que todas estas etiquetas nos dañan, nos contraponen, no es nada positivo, nada constructivo y además somos más que una etiqueta, somos seres humanos muy complejos, con muchas capas y esta mujer las tiene, es una mujer que aunque ahora vive en un sector social privilegiado no viene de ahí, no toda su vida ha sido así, tiene su background, sus piedras cargando sobre la espalda, que de ninguna manera justifica lo que hace pero le da un por qué. Fue complicado, hubo mucho trabajo previo con mis directores, con Natalia Beristáin y con Fernando Rovzar, y por supuesto con mi compañero Oswaldo Benavides, con quien trabajo más, pues es mi pareja en la serie y mi hijo, Dali.

¿Te inspiraste en alguien en particular para interpretar a Ximena?
Conozco a muchas (ríe). No quiero dar nombres, pero unas son cercanas y otras no tanto, pero sí me sirvieron. Lo que nos rodea es de lo que nos nutrimos los actores.

¿Qué opinas de que en la serie se hable desde el primer momento el tema del narco?, ¿crees que ya es parte inherente de las producciones mexicanas y de la identidad del mexicano?

Creo que forma parte de nuestra realidad, finalmente el arte, el cine y la televisión, son un reflejo de lo que estamos viviendo. Por ahí sublimamos, por ahí tratamos de proponer, de solucionar, de entender por qué estamos en esta situación y cómo podemos salir de ahí. El narco, las esferas sociales están abordadas, los valores familiares, la violencia intrafamiliar, no solo el narco se retrata en Monarca, se habla de problemas de hoy en día.

La corrupción, la descomposición social… Exacto, descomposición normalizada, de cómo creemos que funcionan las cosas, de cómo tenemos que comportarnos porque simplemente así hemos vivido y así creemos que nos ha funcionado y de repente se nos cierran las opciones y no vemos otros caminos, pero sí que los hay.

¿Crees que esta serie esté reforzando esta idea de que el narco es poderoso y que la corrupción no va a acabarse?

Yo creo que al revés, el personaje de Irene Azuela (Ana María) es una mujer que precisamente llega a tratar de romper con esos estereotipos y costumbres y de mostrar cómo si se pueden hacer las cosas de otra forma, sin caer en lo mismo.

¿Qué otros proyectos tienes en puerta?

Acabo de terminar de filmar Amarres, es una serie preciosa, un dramedy con un elencazo en el que están Mauricio Issac, Juan Pablo Medina y el cual tendrá actuaciones especiales de Tiaré Scanda, Nailea Norvid. Es un proyecto que me tiene absolutamente feliz, satisfecha y orgullosa y me atrevo a decir que es el proyecto más importante de mi carrera hasta hoy. Estamos esperando que se estrene el próximo año, quizás el primer trimestre por TNT en un inicio y después tendrá una larga trayectoria en diferentes plataformas. Es producido por Dopamine y habla de un tema muy mexicano, que es parte de nuestra cultura y tradición como lo es la brujería. Me enorgullece decir que es un trabajo liderado por mujeres en todas las áreas, producido y escrito por Fernanda Eguiarte. En fin, son mujeres en cada departamento liderando a mucha gente y sí se siente diferente, sí es una manera de hacer las cosas distinta.

La productora de Monarca, Salma Hayek, señaló que cuando presentó su producción notó un cambio positivo con relación al machismo y al ver más apertura en la industria del entretenimiento local. ¿Coincides con ella?

Sí, creo que sí, estamos abriendo ese camino. Creo que falta caminar bastante, hay mucho trabajo por hacer, pero ya lo abrimos, ya empezamos.

Hace poco José María Yazpik estrenó su opera prima Polvo ¿te ves dirigiendo algún día?,¿Te gustaría realizar un proyecto personal?

Si me encantaría, en la producción en teatro ya lo he hecho un par de veces, me encanta la experiencia porque evidentemente una tiene la batuta al escoger el texto, con quién quiere trabajar, el dónde y cuándo y por qué. Me gusta mucho crear un proyecto así, desde esa posición. Y dirigir, por supuesto que me llama la atención también.

¿Teatro o cine?
Teatro, no estoy ahí todavía pero en algún momento.

Pero ¿hay proyecto o acercamientos, algo que quieras sacar adelante?Todavía no, sé que es algo que voy a hacer en algún momento de mi vida, pero no estoy trabajando ahí, todavía falta.

Tienes una licenciatura en psicología, ¿cómo te ha ayudado en tu carrera actoral?

Yo creo que la psicología es una carrera que todo mundo debería estudiar, independientemente de lo que vaya a escoger para dedicarse en la vida. Evidentemente si me sirve todos los días cuando creo a mis personajes en la relación con los otros, para tratar de entenderlos mejor desde otra perspectiva, me sirve en todo momento, además es un tema que me apasiona.

Ya tienes cerca de 19 años en la industria, ¿cuáles crees que son las cualidades que te han ayudado a estar activa en el ramo del entretenimiento?

Yo creo que son varias; soy muy exigente conmigo primero y por lo tanto soy exigente con la gente que me rodea. Además, soy muy terca y creo es algo que hay que tener si te dedicas al arte, para no dar tu brazo a torcer, no rendirte, porque es muy difícil dedicarse a algo que no tiene una seguridad económicamente hablando y cuando estás en una sociedad y un sistema que trabaja no solo al revés, sino a veces hasta en tu contra. Entonces, creo que es eso, la persistencia, la pasión, la exigencia, son cualidades que me han ayudado.

¿Algo que quieras agregar para concluir la charla?

Estaré haciendo teatro, voy a empezar a ensayar una obra también de Sabina Berman, también dirigida por Ana Francis Mor, será mi tercera obra con ella, primero fue con Consígueme una vida y luego con Testosterona, con la cual estuvimos nominadas a los premios Metro.

Este 2019, la verdad es que ha sido un buen año para mí, entonces repetimos la fórmula con Entre Villa y una mujer desnuda, que se hizo hace aproximadamente 20 años con Diana Bracho y Jesús Ochoa y bueno, estrenaremos por ahí de febrero.

Compartir en:

EL MISTERIOSO AEROPUERTO DE DENVER

Ubicado en el estado de Colorado, Estados Unidos, el Aeropuerto Internacional de Denver encierra una serie de misterios que a la fecha, siguen sin resolverse.

Envíanos un mensaje