México en la peor crisis de drogas: EU

Estados Unidos está viviendo su mayor crisis de salud pública de los últimos tiempos; las muertes por sobredosis de opiáceos naturales o sintéticos, legales o ilegales mataron a 72 mil personas el año pasado, incluso más que las guerras de Vietnam, Irak y Afganistán juntas. Es tal la magnitud del problema –200 muertes diarias–, que el gobierno de Donald Trump declaró en octubre de 2017 como ‘Estado de Emergencia Sanitaria’, al tiempo que culpaba a México de la peor crisis de drogas en la historia de EU, debido a que, según dijo, “el 90% de la heroína que llega a su país, pasa a través de la frontera sur”. Sin embargo, Trump no aclaró que las grandes y poderosas farmacéuticas estadounidenses hayan tenido un papel preponderante en esta crisis.

¿QUÉ SON LOS OPIÁCEOS?

Los opioides u opiáceos son sustancias que se encuentran de forma natural en la planta de la amapola. La heroína es una droga opiácea que se elabora a partir de la morfina, una sustancia natural que se extrae de la amapola, la cual se cultiva en Asia, México y Colombia. Los opiáceos comprenden fármacos legales y sustancias ilegales, como la heroína. Todos tienen características químicas similares al opio, que afectan al cuerpo, bloqueando los receptores de dolor y activando las zonas de placer en el cerebro.

CRISIS DETONADA POR ANALGÉSICOS RECETADOS

La epidemia de opiáceos comenzó a finales de los años 90 con el auge de las terapias contra el dolor. La farmacéutica Purdue Pharma inició la crisis en 1996, al lanzar al mercado el analgésico OxyContin (oxicodona) –mucho más potente que la morfina– para ser utilizado en pacientes con cáncer, dolores crónicos o tras una intervención quirúrgica. Con el tiempo se descubrió que la empresa farmacéutica “recompensaba” a los médicos que recetaban frecuentemente el medicamento.

Las investigaciones señalan que el “uso excesivo e inadecuado” de este fármaco detonó la epidemia actual. Un artículo publicado en el American Public Health Journal indica que el número de preescripciones de este medicamento se incrementó en 402%, entre 1997 y 2002. Pero lo peor fue que Purdue ocultó la adicción que generaba el medicamento. Sostenía que las pruebas mostraban una adicción menor al 1% cuando varios estudios médicos demostraron que los porcentajes de adicción llegaban en algunos casos al 45%.

El número creciente de muertes de personas que tomaban OxyContin llevó al Departamento de Justicia a abrir una investigación. En 2007, la empresa se declaró culpable de fraude por minimizar deliberadamente el riesgo de adicción de este fármaco. Actualmente, Purdue y muchas otras empresas, enfrentan demandas en casi toda la Unión Americana. El mes pasado comenzó el juicio contra Johnson & Johnson.

“LA MUERTE” LLEGA A LAS CALLES DE EU

Sin embargo, a mediados de los años 2000, cuando el gobierno estadounidense comenzó a actuar contra los médicos, clínicas para el dolor y las farmacéuticas, los adictos se pasaron a la heroína y el fentanilo, un opioide sintético similar a la morfina, pero que es entre 50 y 100 veces más potente. Esta droga, utilizada para disminuir el dolor, es tan letal que en las calles de la Unión Americana se le conoce como “la Muerte”; tan solo dos miligramos de esta sustancia matan a una persona. Aunque gran parte del fentanilo que se vende en EU es de fabricación china, México se está convirtiendo rápidamente en un importante punto de producción y tránsito de la droga.

NEGOCIO REDONDO PARA CÁRTELES MEXICANOS

Según las autoridades norteamericanas, el fentanilo, que distribuyen los narcotraficantes mexicanos, tiene dos orígenes: una parte se produce en los laboratorios de los propios cárteles en México y la otra llega de laboratorios clandestinos de China. La Agencia Antidrogas de EU (DEA) indica que los precursores de este opiáceo llegan a los puertos de Manzanillo, Colima y Lázaro Cárdenas, Michoacán, donde se procesan, se empaquetan y se envían hacia la frontera con EU.

En su informe anual de 2018, la DEA señala a los cárteles Jalisco Nueva Generación y de Sinaloa, como las principales organizaciones que introducen la droga a la Unión Americana. Según la DEA, la distribución de fentanilo en EU sigue los canales de distribución de otras drogas, como la heroína, a través de 13 rutas que abarcan gran parte de la República Mexicana y que tienen como destino la ciudad de Tijuana. De acuerdo con The New York Times, el fentanilo se ha convertido en la droga favorita de los cárteles mexicanos por su bajo costo y su gran margen de ganancia. La DEA señala que un kilo de fentanilo en polvo, con un costo de producción de 2 mil dólares, se puede convertir en un millón de pastillas de un miligramo que pueden venderse en 10 o hasta en 20 dólares cada una; es decir, un kilo puede generar ingresos por hasta 20 millones de dólares.

CONFLICTO INTERNACIONAL

Ante la magnitud de esta epidemia letal, el gobierno de Estados Unidos pidió a China tomar medidas para frenar el tráfico de opiáceos sintéticos. Desde el primero de mayo pasado, el fentanilo y todas las sustancias relacionadas con él fueron incluidos en la lista de narcóticos controlados en ese país. ¿Qué hará México? Trump ha amenazado con imponer aranceles a los autos y aplicar multas económicas, si México no para el flujo de estupefacientes. Sin embargo, The New York Times señala que el número de laboratorios clandestinos en México va en aumento y el combate a este químico parece destinado al mismo fracaso que ha tenido la guerra contra otras drogas.

Maru De Aragón.

Compartir en:

EL MISTERIOSO AEROPUERTO DE DENVER

Ubicado en el estado de Colorado, Estados Unidos, el Aeropuerto Internacional de Denver encierra una serie de misterios que a la fecha, siguen sin resolverse.

Envíanos un mensaje