Israel: Paraíso Turístico y Centro Mundial de la Fe

En la ciudad de David conviven la religión musulmana, la judía y la cristiana.

Hablar de Israel es imaginar sus contrastes e influencia religiosa, pero la ciudad de Tel Aviv, que fungió como capital del país hasta 1950, va más allá de ello, se trata de un lugar cosmopolita que ofrece lujo, descanso y diversión, las 24 horas del día.

La ciudad fue fundada en 1909 en las afueras de la antigua Yafo –sede portuaria que pronto se vio rebasada en extensión por la emergente Tel Aviv, por lo que ambas ciudades se fusionaron para lograr el balance entre lo antiguo y lo moderno–. Yafo ahora es un lugar turístico que conserva la arquitectura milenaria y la historia de tres religiones: judía, cristiana y musulmana. Actualmente sirve de hogar para artistas que a su vez tienen sus locales en la misma ciudad y ofrecen al visitante, artesanías propias de su cultura. En Yafo, uno de los atractivos turísticos es la casa donde vivió el apóstol Pedro, así como la vista inigualable de Tel Aviv.

Los hoteles de Tel Aviv, frente a la playa, ofrecen el estilo de vida deseado para unas vacaciones llenas de glamour, debido a que se encuentra la mayor cantidad de edificios modernos, por lo que ha sido nombrada como Patrimonio de la Humanidad. Asimismo, destaca su fuerte influencia cultural y acoge una gran calidad en artes escénicas. Sus cafés, playas y estilo de vida nocturno, la convierten en un destino cada vez más aclamado por turistas jóvenes, pero también tiene su encanto para personas mayores. La costa mediterránea ofrece actividades recreativas, como torneos deportivos, así como restaurantes de comida internacional –en los que encontrará desde ceviches hasta falafel–, y una tranquilidad inmejorable para moverse de forma segura por las playas. La tradición judía no impide que el turista realice sus planes vacacionales, ya que los días shabbat (sábado), aunque la población local acostumbre a no trabajar, existen muchos lugares disponibles para disfrutar. Recomiendo aprovechar la playa ese día, ya que locales y foráneos se reúnen para descansar y relajarse.

SAFED, LA CIUDAD DEL NORTE. Para los estudiosos de la sabiduría milenaria kabbalista, esta ciudad resulta de gran interés, ya que ofrece una de las sinagogas más representativas. Rabbi Issac Luria es el padre de la Kabbalah moderna o la Kabbalah Luriánica, debido a la influencia de este rabino (también conocido como el León). En esta zona se puede visitar su sinagoga, la cual contiene secretos de la sabiduría milenaria, el lugar donde él acostumbraba rezar y, en la parte baja, su tumba; para los estudiosos estos lugares son de gran importancia y conexión con la energía de este hombre justo (o Tzadik, en hebreo). En el norte de Israel también encontramos la tumba del Rav Berg, quien fue el impulsor de la apertura de la Kabbalah para toda la humanidad; él junto con su esposa Karen Berg –actual directora espiritual del Centro de Kabbalah– son los responsables de que cualquier persona en el mundo, no importando su género ni su creencia religiosa, pueda tener acceso al estudio de dicha sabiduría. Cerca de él está la tumba de otro gran maestro kabbalista: Shimon Sarfati, quien dejó un legado invaluable para México, ya que dedicó parte de su vida a esparcir sus conocimientos en ese país.

El recorrido es largo, y mientras se viaja por Israel –desde Jerusalén hasta Safed–, van apareciendo en el camino figuras importantes de la Kabbalah, como Rabbi Jonathan Ben Uzziel, quien es el Tzadik que dedicó su vida para que las almas gemelas pudieran encontrarse en el mundo. Dice esta sabiduría que cuando es visitado, otorga ayuda para que los procesos del alma de quien lo visita y su alma gemela se vean acortados, de tal forma que puedan encontrarse más rápidamente en este mundo. Rabbi Shimon Bar Yohai es otro representante importante, al cual hay que visitar durante este recorrido, pues él fue quien reveló el Zohar –el libro más importante de la Kabbalah y cuya entrega tuvo lugar hace 2 mil años–. Existen dos lugares en donde se puede conectar con esta alma justa: la Idra Rabba, una cueva donde compartió con sus alumnos toda la información que le fue revelada, y el otro lugar es el punto más cercano a sus restos, la veneración y la certeza de los ortodoxos, religiosos y creyentes, donde se contagia hacia todo aquel que llega a este lugar con el corazón abierto y las ganas de encontrar respuestas espirituales en la vida.

JERUSALÉN, ENCUENTRO DE CULTURAS. La impactante ciudad de David recibe a los visitantes majestuosa, enorme, brillante y llena de contrastes; en ella conviven la religión musulmana, judía y cristiana. Es una ciudad que invita al respeto y ávida de tolerancia entre culturas. Es importante destacar que Jerusalén debe recorrerse acatando los cánones de vestimenta, pero sin perder detalle de cada una de las revelaciones que esta ciudad ofrece. En la parte kabbalista ofrece la oportunidad de visitar a Rav Yehuda Ashlag, quien fue también un importante Tzadik, quien realizó muchos escritos en pro de hacer la sabiduría más asequible; entre sus libros más vendidos se encuentran: La sabiduría de la verdad y Escogerás la vida. Cerca de él está Rav Brandwein, fundador del Centro de Kabbalah. El domo de la roca es hipnotizante, pues casi desde cualquier rincón de Israel puede admirarse esta obra maestra que resguarda uno de los tesoros más grandes de la historia de la humanidad y el origen de las religiones: ‘Holy of the Holies’, o el santo de los santísimos, se trata de la roca en donde inició todo, es el centro energético. Este domo es propiedad árabe, por lo que el acceso está restringido para algunos visitantes. Existen también unos túneles judíos desde donde se puede tener acceso a la energía de la roca. También, según las escrituras y los estudios arqueológicos, es el lugar en donde estuvo alguna vez el templo del que se habla en la Biblia. Dentro de la ciudad vieja de David también se encuentra el Santo Sepulcro, esta iglesia es uno de los lugares más importantes del Cristianismo. Por la región y las referencias del evangelio, la iglesia cristiana venera este lugar, donde Jesús fue crucificado, ungido y sepultado. También es la catedral del patriarcado latino en Jerusalén, por ello es motivo de muchas peregrinaciones desde todo el mundo. Este lugar es preservado por los cristianos; sin embargo, existe otro lugar que fue descubierto en 1867, llamado ‘La tumba del Jardín’, el cual se cree, fue el lugar en donde fue sepultado Jesús de Nazareth y su cercanía con el Gólgota, o Monte de la Calavera, confirma entre otras pruebas arqueológicas contundentes que ese fue el verdadero sepulcro de Cristo. El lugar es custodiado por los cristianos anglicanos y otros grupos menos numerosos; es aconsejable visitar ambos, ya que son pilares de la religión cristiana. El lugar donde se celebró la última cena también se encuentra dentro de la ciudad vieja, ahí la señalización es amable y las distancias se adaptan para poder hacer el recorrido cristiano a pie y con calma. El Monte de los Olivos está situado en la parte árabe y es justo ahí donde se aprecia el Jardín de Getsemaní, en el que Jesús oró por última vez, antes de ser arrestado junto a este jardín se encuentra la Basílica de las Naciones, o de la Agonía, con un estilo neobizantino y bóvedas que resguardan obras de arte que deleitarán a cualquiera. Cerca de este lugar se encuentra la Iglesia de Santa María Magdalena, cuya arquitectura no deja lugar a dudas sobre su resguardo, pues las cúpulas doradas –tipo cebolla– recuerdan a la Plaza Roja de Moscú y es custodiada por rusos ortodoxos. Para los seguidores de la mujer, que recientemente fue reconocida por el Vaticano como apóstol de Cristo y no como prostituta, es un imperdible. Israel es fascinante, ya que tiene playas, gran turismo, gastronomía excepcional, un estilo de vida envidiable, mucha cultura y religión. Se trata de la capital mundial para los creyentes y un lugar con magia e historia, apta para todo aquel abierto de mente, espíritu y corazón.

Pilar Preza

Compartir en:

EL MISTERIOSO AEROPUERTO DE DENVER

Ubicado en el estado de Colorado, Estados Unidos, el Aeropuerto Internacional de Denver encierra una serie de misterios que a la fecha, siguen sin resolverse.

Envíanos un mensaje