Crisis por influenza AH1N1 en México cumple 10 años

Ciudad de México.- Hace 10 años, México vivió momentos complicados debido a la influenza AH1N1 que fue clasificada por la Organización Mundial de la Salud como una pandemia.

El 23 de abril a las 23:00 horas, fue anunciada la epidemia de la influenza AH1N1, una de las emergencias más graves que ha enfrentado México en los últimos años.

Esa noche el entonces secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, emitió un mensaje en cadena nacional para comunicar una serie de medidas extremas adoptadas por el gobierno encabezado por el presidente Felipe Calderón Hinojosa frente a la irrupción de una nueva cepa del virus de la influenza.

Se había acordado suspender clases en los planteles públicos y privados de todos los niveles educativos, desde preescolar hasta universidades, en el Distrito Federal y el Estado de México, el día 24 de abril.

Salud informaba que la influenza provocaba fiebre superior a 39 grados de manera repentina, tos, dolor de cabeza intenso, dolores musculares y de articulaciones irritación de los ojos y flujo nasal.

Ante esto, se recomendaba a la población alejarse de personas que presentaran infecciones respiratorias, lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, no saludar de besos ni de mano, con compartir alimentos ni cubiertos; cubrirse la nariz y boa al toser o estornudar y utilizar cubre bocas.

Al día siguiente, el 25 de abril, el presidente Felipe Calderón emitió un decreto con acciones en materia de salubridad para combatir y controlar la transmisión de la influenza estacional epidémica, que en los hechos fue una suspensión de garantías.

En el documento, la influenza humana AH1N1 fue declarada una enfermedad grave de atención prioritaria y el consejo de Salubridad, que depende del Ejecutivo, facultó a la Secretaría de Salud para asilar a las personas que pudieran padecer la enfermedad y limitar sus actividades cuando así se ameritara por razones epidemiológicas.

Además, se determinó la suspensión de clases durante dos semanas en todo el país y actividades laborales en las oficinas públicas.

Las autoridades instalaron filtros en centrales de autobuses y aeropuertos para inspeccionar a los pasajeros que pudieran ser portadores de gérmenes.

Posteriormente el 29 de abril, Calderón Hinojosa emitió un mensaje a la nación en cadena nacional, expresando sus condolencias a familiares de quienes fallecieron por el virus,.

El gobierno determinó la suspensión de actividades del 1 al 5 de mayo, excepto en aquellas que afectan la provisión de bienes y servicios esenciales para la comunidad.

El entonces Presidente también pidió a la ciudadanía extremar precauciones, aún si estas representaban una merma en los ingresos.

‘Esta difícil situación nos ha permitido constatar, a pesar de su gravedad, que México tiene el carácter y tiene la capacidad para superar cualquier desafío. Que en cada mexicano hay la conciencia, la responsabilidad, la solidaridad necesarias para que juntos, derrotemos esta enfermedad, como lo vamos a hacer’, dijo.

Durante los siguientes 20 días los centros comerciales se vaciaron, se cerraron cines, restaurantes y hasta estadios de futbol, lo que generó pérdidas por 57 mil millones de pesos, equivalentes al 0.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo con lo reportado en su momento por la Secretaría de Hacienda.

Hasta el pasado 8 de abril, en México se han reportado 6 mil 518 casos que dieron positivo a la prueba de influenza y han fallecido 745 personas, de acuerdo con la Dirección General de Epidemiología (DGE), destaca El Financiero.

Con información de Zócalo

Compartir en:

EL MISTERIOSO AEROPUERTO DE DENVER

Ubicado en el estado de Colorado, Estados Unidos, el Aeropuerto Internacional de Denver encierra una serie de misterios que a la fecha, siguen sin resolverse.

Envíanos un mensaje