Rebecca Jones: Una mujer inquebrantable

Una de las pruebas más difíciles para cualquier ser humano, sin duda, es enfrentar una enfermedad que pueda arrancarle la vida de tajo, y para Rebecca Jones, el cáncer esto fue una oportunidad, un renacer.

“El cáncer es un filtro, cuando lo tienes te das cuenta de que hay muchas cosas en tu vida que tenías frente a ti y no las notabas, entonces –aunque parezca raro– estoy muy agradecida con la vida de que me haya pasado una cosa así”, afirma la actriz de múltiples telenovelas que han recorrido el mundo, como Cuna de Lobos.

Sobre cómo se entero que padecía la enfermedad que le cambió la vida, Jones comparte: “el problema con el cáncer de ovario es que tiene señales muy confusas, que pueden ser muy parecidas a otras enfermedades; a veces se confunde con una colitis nerviosa, porque tiene diversos síntomas como el estómago inflamado, la falta de apetito, el sistema digestivo raro… son síntomas muy vagos. Entonces, cuando por fin me lo diagnosticaron ya habían pasado tres meses desde las primeras molestias… por lo que se me diagnosticó en etapa muy avanzada: 3B. La noticia la tomé como siempre suelo reaccionar ante la vida… tuve que tomar al toro por los cuernos y lo ataqué con medicina –primordialmente–, así como con una buena dieta y una actitud positiva”, confiesa.

Sin embargo, para Rebecca, el perder su cabello debido a las quimioterapias no significó problema alguno. Lo más importante, cuenta, fue su salud. “Ni siquiera me lo pregunté, el doctor me dijo: ‘te vamos a poner unas quimios tan fuertes que se te va a comenzar a caer muy pronto todo el cabello’, y no nada más fue el de la cabeza, también el de las pestañas, las cejas y de todo el cuerpo. Te puedo decir que no me lo pregunté, no dije: ¡ay que horror!, pero puedo entender que la gente cree que es lo peor que te puede pasar, aunque lo ideal no es perder todo tu cabello”.

Encuentra la entrevista completa en la edición impresa de Revista Líder México, La revista del país.

 

 

Compartir en:

EL MISTERIOSO AEROPUERTO DE DENVER

Ubicado en el estado de Colorado, Estados Unidos, el Aeropuerto Internacional de Denver encierra una serie de misterios que a la fecha, siguen sin resolverse.

Envíanos un mensaje