Cuando el poder no corrompe los valores

Huérfana de padre desde los 12 años, Margarita García García es la sexta hija de un matrimonio de campesinos, que se fijó en la mente el objetivo de salir adelante. Aunque en la niñez no tenía claro cómo sería el camino, sí llevaba en su formación la enseñanza de su padre, quien también fungió como profesor, y le enseñó ideales, principios y valores, los cuales ha defendido para servir al pueblo, incluso a costa de su propia libertad.

“Nací en la región mixteca Guadalupe Chindua, en Oaxaca, en un hogar humilde y con un padre lleno de energía, quien nos enseñó a ser gente de principios y valores. Cuando terminé la secundaria decidí estudiar enfermería en el Instituto Politécnico Nacional, institución de la que fue un privilegio pertenecer. Regresé a la costa a hacer servicio social y luego me fui al centro de Oaxaca a trabajar, y al poco tiempo me eligieron como presidenta de la colonia Emiliano Zapata, de Santa Cruz Xoxocotlán, en el mismo Estado”, comparte.

Sin saber que éste sería el primer enfrentamiento cara a cara con la política, Margarita tomó el reto, y luego de tres años en el puesto descubrió que tenía “otros dones e ideas para ayudar a la gente… era una líder. Mucha gente me empezó a reconocer y descubrí que tenía que seguir adelante ayudando a la comunidad”, dice.

LAS LIGAS MAYORES

Su esfuerzo de preparación continua la llevó a iniciar sus estudios de educación superior, por lo que eligió seguir en la enfermería, aunque ahora como licenciada. Si bien, concluyó sus estudios, nuevamente el quehacer político tocó a su puerta y la buscaron para contender en una planilla del Sindicato de Burócratas, esto porque una vez egresada, trabajó en el Gobierno del Estado.

“Acepté el reto y gané democráticamente”, relata, “pero fue un reto diferente por inexperiencia y por mis propios ideales. Decidí caminar por la vía de la honestidad y eso trae muchas consecuencias. Apenas estuve ahí un año y medio, cuando empezó la persecución política, porque no accedimos a la corriente del entonces gobernador del Estado de Oaxaca”.

Considera erróneo ese “camino fácil”, donde se les planteaba aceptar dinero y comodidades: “Eso es lo que acostumbran ofrecerle a los líderes o luchadores sociales y yo no seguí esa situación. Mi misión era defender los derechos de los trabajadores y buscar mejores alternativas para que cumplieran con su obligación”.

LA PERSECUSIÓN AL LÍMITE

Con la bandera de caminar por la vía de la honestidad, Margarita recibió la invitación para ser parte de una planilla para consejal, en la capital de Oaxaca de Juárez. Y cuando recién aceptó, se encontró con que un 14 de septiembre de 2004 estaban desalojando a algunos de sus compañeros, por lo que se solidarizó con ellos y, según relata, el gobierno del Estado –entonces encabezado por José Murat– dio cuenta de ello y envió a un centenar de policías a replegarlos.

* Revisa la entrevista completa en la edición del mes de Octubre del 2018 de Revista Líder México.

Compartir en:

EL MISTERIOSO AEROPUERTO DE DENVER

Ubicado en el estado de Colorado, Estados Unidos, el Aeropuerto Internacional de Denver encierra una serie de misterios que a la fecha, siguen sin resolverse.

Envíanos un mensaje