La Phelps mexicana

Liliana Ibáñez, nadadora mexicana y ganadora de nueve medallas en los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe, celebrados en Barranquilla, Colombia, comparte su historia, luego de haber sido reconocida como la mejor de toda la delegación azteca.

 

T odo empezó a los 12 años de edad, cuando Liliana Ibáñez López –originaria de Celaya, Guanajuato–, lejos estaba de imaginarse que 14 años después, sería la máxima figura de la natación nacional, obteniendo nueve medallas: cinco de oro, una de plata y tres de bronce. Y a pesar de que su papá soñaba con un varón, nada cambió el amor que recibió de su familia, así como el apoyo a su educación y al deporte, por lo que la disciplina y el trabajo fueron valores inculcados desde la cuna.

Liliana, quien es egresada de la licenciatura en Planeación Urbana por la Universidad de Texas A&M, confiesa que terminar la maestría se convirtió en todo un reto que la llevó a vivir prácticamente en la calle; sin embargo, estos momentos complicados sirvieron para convertirla en una triunfadora.

EL ÉXITO, ANTES DEL TRIUNFO

“Después de 2016 tuve varios escenarios muy difíciles, el principal fue cuando me quitaron la beca en Estados Unidos, pues mientras la tuve, ésta representó casi 7 millones de pesos durante los siete años que estuve allá, pero faltando solo un semestre para concluir decidieron que no podían continuar dándomela, porque ya no representaba a la universidad, entonces esto me pegó muchísimo, ya que no tenía dinero para concluir mi maestría y solo me faltaban cuatro clases”, explica. Sin apoyo, Liliana Ibáñez se las arreglaba como podía; el objetivo inmediato era terminar la maestría en Desarrollo Urbano, pero sin dejar de lado su más grande pasión: nadar. Pero el pasaje resultó ser más complejo… sin dinero, sin casa… vivía prácticamente en su coche.

Encuentra la entrevista completa en la edición impresa de Revista Líder México 

Compartir en:

EL MISTERIOSO AEROPUERTO DE DENVER

Ubicado en el estado de Colorado, Estados Unidos, el Aeropuerto Internacional de Denver encierra una serie de misterios que a la fecha, siguen sin resolverse.

Envíanos un mensaje