EX GOBERNADOR DE NAYARIT ACUSADO DE PECULADO REAPARECE

Tepic, Nay (La Jornada).- Un año después de haber dejado el cargo, ayer por la tarde reapareció el exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, quien asistió a una misa en la colonia San Antonio de esta ciudad, con motivo del primer aniversario luctuoso de su sobrino Hugo Sánchez Sandoval.

Actualmente, el exmandatario priísta enfrenta dos juicios políticos en curso en el Congreso del Estado y una aprobación (aún no en firme) de inhabilitación por más de 12 años para no ejercer ningún tipo de cargo público o trabajo, acusado de presunta manipulación de programas sociales con fines políticos, peculado, uso indebido de funciones, cohecho y enriquecimiento ilícito.

Declaró que sus simpatizantes y seguidores políticos apostaron al proyecto de Andrés Manuel López Obrador y a su partido Morena, en las pasadas elecciones del 1 de julio, porque, afirmó, el entonces presidente del PRI, Enrique Ochoa, y sus copartidarios, los trataron de manera “cobarde”. Él, Ochoa Reza, “cobardemente habló mal de mí”.

Afirmó que tal respaldo al actual presidente electo, no significa que “somos del equipo de Morena, pero quiere decir que el PRI se olvidó de sus bases”. Dijo no estar seguro de continuar con su militancia partidaria.

En un momento de la entrevista, Sandoval hizo una pausa, y con voz temblorosa y ojos rasados de lágrimas, sólo pudo decir, refiriéndose a como se le ha juzgado: “No ha sido justo”.

Sandoval, que se ha desempeñado como diputado local, presidente municipal de Tepic y gobernador, advirtió que “ojalá me encuentre un día a Enrique Ochoa, tengo mucho que hablar con él y ojala sin partidos políticos lo vea de hombre a hombre”.

A su llegada, el exgobernador fue recibido por decenas de personas, como cuando era gobernador, durante el sexenio 2011-2017. Allí abrazó, besó y platicó con hombres y mujeres que desde una hora antes lo esperaban a la entrada de la iglesia San Antonio.

Con su acostumbrada camisa blanca, pantalón de mezclilla y botas, Sandoval aclaró que ahora que se dedica al campo y al ganado, no ha escapado, y sigue viviendo en su casa. “Aquí en Tepic, mira es una gran mentira, un costal de mentiras lo que ha pasado este año, pero la más ilógica, que me fui huyendo a Perú, es la mentira más grande del mundo.

“Nunca he salido de mi país, he estado aquí en Tepic-Guadalajara-México; he ido seguido con mi compadre El Bronco a Monterrey, pero en Tepic, aquí vivo… pero hay que saber callar, hay que saber esperar”.

Sin escolta o seguridad visible, el exmandatario nayarita aseveró que pronto se darán las resoluciones de las demandas que le han interpuesto, y que éstas demostrarán que en su gobierno no hubo desvíos de fondos.

Añadió que el saqueo del que lo acusan proviene de los años 2009-2010 y que cuando llegó al cargo, encontró una deuda de 10 mil millones de pesos, además de que él dejó una de ocho mil millones.

Recordó que durante su mandato gestionó 62 mil millones de pesos en obras públicas que hoy se ven en todo el estado.

Se negó a emitir opinión alguna sobre el actual gobierno estatal y recalcó que apoya al gobernador.

Compartir en:

EL MISTERIOSO AEROPUERTO DE DENVER

Ubicado en el estado de Colorado, Estados Unidos, el Aeropuerto Internacional de Denver encierra una serie de misterios que a la fecha, siguen sin resolverse.

Envíanos un mensaje