SHEINBAUM QUIERE RECUPERAR LA CIUDAD DE LA ESPERANZA CON INNOVACIÓN

Serena, con la mirada fija, sin trastabillar y directa, así es como Claudia Sheinbaum responde ante cada una de las interrogantes respecto a su plan de gobierno. La candidata a Jefa de Gobierno por la coalición Juntos Haremos Historia, pasó su adolescencia en la delegación Coyoacán y desde hace más de 30 años vive en Tlalpan. La morenista ha dedicado gran parte de su vida a la academia pero no desconoce los dimes y diretes de la política.

Ella sabe que no es la primera vez que tiene las miradas de los ciudadanos encima, lo supo desde estudiante, según cuenta, cuando “me interesó participar en un movimiento muy importante que hubo por la defensa de la universidad pública, en el año 1986, en el Consejo Estudiantil Universitario”.

Solo tres años después se convirtió en miembro y fundadora del Partido de la Revolución Democrática, con el que años más tarde tendría su primera entrada al servicio público. “Me invitó Andrés Manuel López Obrador a ser su Secretaria de Medio Ambiente, del 2000 al 2006. Después regresé a la academia, pero nunca he abandonado el hecho de estar junto a López Obrador y lo que él representa”.

Echando un vistazo a las funciones anteriores de Sheinbaum, basta recordar que mientras tuvo este cargo en la ciudad, fue la encargada de la planeación y coordinación del Metrobús, la primera Ciclovía y el segundo piso gratuito del Periférico, es por ello que al hablar de la ciudad, de los procesos políticos, del reclamo de la ciudadanía y de la toma de decisiones, sabe que no está en terreno nuevo.

Esta mujer, que cumplirá 56 años tan solo una semana antes de las próximas elecciones, es madre de dos hijos, licenciada en Física, maestra y doctora en Ingeniería Energética por la Universidad Nacional Autónoma de México. Y tras la ausencia de casi una década en cargos públicos, regresó como jefa delegacional en Tlalpan, puesto en el que estuvo hasta diciembre pasado, cuando se registró para presentar un proyecto de “Innovación y Esperanza”, con el que pretende dar un cambio a la Ciudad de México del año 2018 al 2024.

¿QUÉ SIGNIFICA LA CIUDAD PARA SHEINBAUM?

En 2006, cuando Andrés Manuel López Obrador dejó la Jefatura de Gobierno para la Ciudad de México para postularse como Presidente de la República, Sheinbaum hizo lo propio para convertirse en su vocera, es así que por participar dentro de una campaña política nacional, sabe en perspectiva cómo se ve a la capital dentro del entorno de un país.

Con seis años dentro de la política del anteriormente llamado Distrito Federal, asegura que “la ciudad representa un porcentaje muy importante del Producto Interno Bruto, es la capital del País, pero su importancia no solamente es en términos económicos, sino culturales, es el centro de Mesoamérica, cuna de Mesoamérica y de muchas otras culturas. Por otro lado, naturalmente lo que se haga en la capital tiene réplicas en el resto del País y por eso es muy importante lo que formemos aquí”.

Además destaca que un extra de la ahora CDMX es “la riqueza de las personas y la solidaridad con la que salen ante cualquier problema”, esto en clara alusión a los acontecimientos de los recientes terremotos.

¿Y CÓMO PIENSA GOBERNAR?

“Innovación y Esperanza” es el nombre de la plataforma de trabajo que propone la candidata de Morena, Partido Encuentro Social (PES) y el Partido del Trabajo (PT) para gobernar la Ciudad de México.

Aunque su proyecto se sustenta en cinco principios, 12 ejes y diversas acciones, en entrevista exclusiva para la Revista LÍDER MÉXICO destaca tres puntos importantes: “Queremos una ciudad de derechos, esto implica justicia en todos sentidos, no solamente en términos de estado de derecho o combate a la impunidad, sino justicia social y que quienes menos poseen, tengan la oportunidad de una prosperidad compartida, que se reduzcan las desigualdades de la Ciudad de México”.

Su formación académica destaca en otro punto medular de su trabajo: “La innovación tiene que ver con tecnología, pero también con la manera en la que se resuelven muchos problemas de la Ciudad de México. La innovación está en todos lados, hay que recuperar esa creatividad de los que vivimos aquí para incorporarla como parte de la sociedad”, dice.

Su tercer punto es más directo y es la “sustentabilidad, porque no se puede hacer nada si no tomamos en cuenta al medio ambiente”.

La protección de los suelos es considerada por esta candidata como uno de los temas más álgidos. Asegura que durante su tiempo como delegada en Tlalpan, pudo constatar que el crecimiento urbano es uno de los puntos a regular.

“Son varios temas, el primero es que necesitamos proteger el suelo de conservación de la Ciudad de México, que son las áreas verdes, los bosques y la zona rural que nos rodea. Poca gente sabe que la mitad de la ciudad es rural y forestal. Necesitamos proteger esa zona para que no siga creciendo y lo invada. ¿Cómo se protege? Dando a los dueños de las tierras la compensación por los servicios ambientales que prestan, porque las tierras tienen dueño, la mayoría son ejidos y comunidades”, asegura.

¿A CUÁNTOS GOBERNARÍA?

La Ciudad de México es la entidad más pequeña de la República Mexicana y representa el 0.08% de la superficie del País. Sin embargo, en esta urbe viven 8 millones 918 mil 653 personas, del total de 119 millones 530 mil 753 mexicanos censados por el INEGI en 2015. En cuanto a número de habitantes, la CDMX es superada por el Estado de México y seguida muy de cerca por Veracruz. Sin embargo, ninguna de estas otras entidades es comparable con el tamaño de superficie.

La ciudad no solamente tiene el reto de alojar a tantas personas, sino de hacerlo en un espacio tan reducido. “Tenemos que poner orden en el desarrollo urbano, se ha privilegiado un esquema de crecimiento en viviendas, en oficinas, en centros comerciales, pero todo caótico, con mega proyectos en la ciudad, que no toman en cuenta a las personas que habitan estos lugares, sin orden en la planeación, lo que está generando problemas de movilidad, de servicio de agua potable, así como un enojo muy grande de la población”.

El problema, explica Sheinbaum, es “porque se han modificado los usos de suelo de la Ciudad de México, entonces hay que poner orden, para que no se violen estos usos de suelo y se respeten los programas generales de desarrollo urbano delegacionales. Una vez que se haga esto y se consulte a las personas, urge entrar a un proceso de participación ciudadana para saber hacia dónde queremos que crezca la ciudad; se debe crear un nuevo programa de desarrollo para la Ciudad de México”.

* Encuentra la entrevista completa en la edición de Mayo de Revista Líder México

Compartir en:

EL MISTERIOSO AEROPUERTO DE DENVER

Ubicado en el estado de Colorado, Estados Unidos, el Aeropuerto Internacional de Denver encierra una serie de misterios que a la fecha, siguen sin resolverse.

Envíanos un mensaje