DESCARRILADO COMIENZO

Una de las obras más esperadas de la administración del Presidente Enrique Peña Nieto es, sin duda, la del Tren interurbano México-Toluca, catalogado como el primer tren rápido en América Latina, el cual promete generar una serie de beneficios a los habitantes de la zona conurbada de Toluca, ya que podrán trasladarse a la Ciudad de México en menos tiempo; sin embargo, el proyecto ha sido blanco de la prensa nacional debido a una serie de accidentes, inconsistencias e irregularidades que ha presentado durante su ejecución.

De acuerdo a la página de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, los beneficios del proyecto van desde la disminución de emisiones contaminantes, mayor movilidad para las personas, y generación de empleos, hasta la disminución de accidentes, pero la realidad es que desde su inicio las noticias que rodean a la obra no han sido alentadoras.

La obra corre a cargo de la Constructora de Proyectos Viales de México, S.A. de C.V., filial de OHL y La Peninsular Compañía Constructora, S.A. de C.V., empresa miembro del Grupo Hermes, un conjunto de empresas de construcción lideradas por su presidente Carlos Hank Rhon, hijo de Carlos Hank González, ex gobernador del Estado de México y considerado líder del famoso Grupo Atlacomulco.

AUMENTA EL COSTO

El banderazo de arranque para la construcción tuvo lugar en la ciudad de Toluca durante julio de 2014 y contó con la presencia del Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, quien estimó que el proyecto requeriría de una inversión de 38 mil millones de pesos, además de fijar como plazo de entrega el pasado mes julio. Con base en información recabada por la Auditoría Superior de la Federación –en noviembre del 2017–, el costo ascendió a 78 mil 496 millones de pesos, tratándose de un aumento del 107%, es decir, más del doble.

“Es prácticamente el incremento por la inflación, por materiales con variación del dólar, no es nada extraordinario. Por ley se tiene que ajustar el presupuesto si lo hace la inflación, pero está saliendo exactamente en lo que fue contemplado”, declaró Ruiz Esparza en diciembre del año pasado.

 

EVENTOS DESAFORTUNADOS

En mayo del 2016, los habitantes de Toluca se alarmaron por un aparatoso estruendo proveniente de las obras del tren interurbano –a la altura de Paseo Colón y Avenida las Torres–, se trató del desplome de cuatro trabes que formaban parte de la estructura, por donde correría el tren más rápido de Latinoamérica. Las autoridades atribuyeron el incidente a las “fallas durante el proceso de instalación” de las mismas.

* Encuentra el artículo completo en nuestra edición de Marzo de Revista Líder México

Compartir en:

EL MISTERIOSO AEROPUERTO DE DENVER

Ubicado en el estado de Colorado, Estados Unidos, el Aeropuerto Internacional de Denver encierra una serie de misterios que a la fecha, siguen sin resolverse.

Envíanos un mensaje