PARA MIRELES, EL EJÉRCITO NO SE DEBE REBAJAR

Oriundo de Tepalcatepec, José Manuel Mireles Valverde se ha convertido en un estandarte del activismo social en el estado de Michoacán. Su labor revolucionaria le brindó la condición de líder, a tal grado de ser considerado candidato para ocupar cargos públicos, mismos que ha rechazado por temor a caer en la corrupción, de la cual es víctima el Sistema Político Mexicano.

 “¿De qué sirve pertenecer a un sistema que está corrompido hasta la médula?, puede ser que yo tenga buenas ideas, pero llegando ahí me van a corromper igual que a todos, y si no me dejo, me van a acusar de corrupto, por eso mejor me dedico a la labor social, a la lucha social y a despertar conciencias entre mi pueblo… eso es lo que voy a seguir haciendo, quiero seguir siendo un luchador social”, revela Mireles Valverde.

José Manuel, quien es médico de profesión, permaneció privado de su libertad durante tres años, acusado de ser presunto responsable del delito de portación de armas de fuego, de uso exclusivo del Ejército, Armada o Fuerza Aérea, tras fundar y liderar el movimiento denominado ‘Grupos de Autodefensas o  Guardias  Comunitarias’  en  Michoacán,  los  cuales  surgieron como respuesta a los golpes del crimen organizado en comunidades desprotegidas por el gobierno de aquel Estado.

De acuerdo a sus declaraciones, la situación que vivió tras las rejas no fue como la de cualquier otro reo, pues asegura haber su- frido la pesadilla de estar incomunicado en su totalidad, por  órdenes  de  altos  mandos  dentro  del  penal.  “Nadie  podía dirigirme la palabra y lo comentaban en voz alta delante de mí; cuando llegaba alguien de trabajo social, o de psicología, le decían al que estaba de vigilante: ‘vengo a platicar con los internos de este pabellón’, y delante de mí le respondían: ‘usted puede hablar con todos, menos con el señor Mireles, está prohibidísimo que cualquier ser humano entre en contacto con él’… así es que ya se imaginarán, una incomunicación total de cerca de tres años, no cualquiera la sobrevive”.

Sin embargo, fue ese momento el que aprovechó para escribir el libro: ‘Todos somos autodefensas’. “El cautiverio de tres años fue un tiempo más que suficiente para hacerlo, primero en pedacitos de papel del baño y luego reciclando los sobres –en la parte interior de algunas cartas que recibía– y también en el reverso de algunas hojas escritas por el adverso, me sirvieron para ir redactándolo, hasta que logré juntar muchísimo material”.

* Encuentra el artículo completo en nuestra edición de Enero de Revista Líder México

Compartir en:

EL MISTERIOSO AEROPUERTO DE DENVER

Ubicado en el estado de Colorado, Estados Unidos, el Aeropuerto Internacional de Denver encierra una serie de misterios que a la fecha, siguen sin resolverse.

Envíanos un mensaje